El trail running es de los pocos si no es que el único deporte en el cual cada participante, sin importar si es profesional, amateur o recreativo, compite y pasa por la misma ruta, vive las mismas dificultades, paisajes y experiencias que ofrece la carrera.

En un artículo que leí, discuten dos amigos con opiniones encontradas respecto a la competencia deportiva, ambos suponen dos escenarios diferentes que son muy interesantes:

Uno defiende: en todos los deportes existen divisiones o categorías, un novato o amateur no puede competir con profesionales. Existen estadios profesionales de fútbol, hockey, etcétera, donde compiten sólo quienes tienen cierto nivel. No juegan en la misma cancha primera contra tercera división, le resta seriedad.

Todos somos corredores de trail

Ellos deben tener sus eventos y sus seriales separados, o de perdida la salida debe ser por separado, no pueden salir juntos. No puedes poner a correr al número uno del mundo con alguien que está por el lugar 2100 en la misma categoría, es ridículo.

Por otra parte, el trail es un deporte diferente, empezando porque no hay un número determinado de participantes confinados a un espacio que deban ser vigilados, la ruta puede albergar muchos más participantes sin que interfieran entre sí.

Es un deporte que trata de unidad, y dar las mismas oportunidades a cada corredor. Toda persona tiene el derecho y oportunidad de pasar por las áreas naturales, y tiene diferentes objetivos competitivos que pueden reunirse sin afectar el rendimiento de los demás.

Checa Todos somos corredores de trail

El tipo de competencia da pie a que pueden salir todos juntos y el ritmo de cada grupo define a profesionales, amateurs y recreativos. Nadie tiene beneficios, ni mejores butacas o vestidores, ni alimentos. Todos comen y beben en el mismo abasto.

Además, cerraría las oportunidades a muchos que tienen el nivel, y lo más importante, no es un modelo de negocio similar. Las ligas profesionales de otros deportes trabajan diferente, los patrocinadores y estadios delimitan la participación de más personas. Ya sea por costos o interés.

En cambio, uno puede recorrer la ruta de su carrera preferida cuando sea, sin que nadie lo limite.

Es lo hermoso de este deporte, puedes salir al lado de tu atleta preferido, encontrarlo recogiendo su kit, incluso podrías ganarle. Y cualquiera recibirá las mismas porras que el puntero.

Y cómo extra, ¿En cuántos deportes tu ídolo puede recibirte en la meta con una botella de champaña? (Zegama)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *