Descenso Final

El espectador

Para nosotros (Vagos de la Montaña), Descenso Vertical fue nuestra primera participación seria en un proyecto. Tuvimos una enorme suerte de haber sido invitados a la grabación del video, desde ahí empezó para nosotros la carrera y medimos el alcance que esta tiene en el trail mexicano.

Haber participado en la grabación nos dio un preámbulo que lo que venía, buena vibra, una ruta técnica y un montón de diversión. Ese fin de semana fuimos Alex, Edgar, Daniel, Damián y su servidor. No sabíamos que esperar, si un ambiente serio reservado, y fue lo contrario, entre Abdalá y los Malakos la pasamos de lujo. Grabamos e hicimos lo que mejor sabemos: vagar, echar el asado y la fogata. Nos tocó ver una tormenta eléctrica a lo lejos (se ve genial, que bueno que estábamos lejos).

Como dato, más de la mitad de las tomas que salen en los vídeos estábamos jugando sin plan de que fueran grabados.

 

En tan sólo 2 años La Sportiva Descenso Vertical se convirtió en un favorito para corredores aledaños a Hidalgo, Estado de México y Ciudad de México. Es la combinación de una carrera con alto nivel de competición y dificultad y hermosos paisajes, sin olvidar el increíble ambiente que vivimos.

Fue una fiesta desde que llegamos, la bienvenida que nos dan los patrocinadores, corredores, Liz y Abdalá nos hace sentir que la vagancia es bien aceptada. Aun no era la hora de entrega de kits y ya estaban los corredores ansiosos, se sentía un ambiente de emoción y compañerismo. El ver llegar amigos, corredores muy fuertes, otros más nuevos en perfecta armonía y conviviendo de lo más normal es una muestra de la comunidad tan sólida que se está creando. Sólo me quedó claro que todos somos compañeros en la montaña.

Por la noche me quedé a tomar unas cervezas con los Mexa Rifa y Steel Running, Jeremy y Daniel se regresaron a descansar, se perdieron los documentales que estaba proyectando Pangea, mientras la fiesta seguía. Ahí estuvimos hasta que nos apagaron las luces.

Por la mañana llegamos al Centro de Visitantes y ya había muchos corredores calentando sin chamarra (jaja que locos), dimos una vuelta para saludar y encontramos muchas caras conocidas, nuestros amigos del Grupo Pro estaban nerviosos por la carnicería que se avecinaba.

Abdalá inició los preparativos y se prendió el ambiente (muy buen MC por cierto), anunció a los corredores, todos estábamos emocionados, pero al llegar Ricardo Mejía se calentaron los motores en serio. Comienza la cuenta regresiva… 3, 2, 1 y arranca el evento.

Hubo buen nivel en ambas distancias. La ruta estuvo demasiado veloz, cuando en el abasto del km7 me encontré con Nico Carayon muy preocupado, al lado a Marcos Ferro y Sebas Arcázate, ellos se detuvieron a llevar a Nico al camino para que sea atendido. Sacrificaron su carrera por ayudar a un compañero, eso es fair play.

En la meta esperamos a los corredores, fue algo muy emocional la llegada de cada corredor, desde Héctor, los hermanos Carsolio, Dany Cervantes, todo el grupo pro hasta el general, cada uno luchó con sus demonios por 10 y 25 kilómetros. Cuando llegó Daniel y lo fui a recibir hubo muchas burlas por nuestro abrazo jaja y compañerismo.

La premiación fue todo un show, lo hizo muy bien el staff, fue toda una fiesta la ceremonia de cierre, hubo regalos, un momento de confusión con una premiación y todo siguió, más regalos, cerveza, asados y trail (me gané una gorra), la cerveza estaba deliciosa.

Fue un gran fin de semana, carrera limpia, algunos raspones y muy buenas experiencias, siempre es lindo encontrar a esos amigos y compañeros con quienes competimos y nos hacen entrenar más duro.

Cualquiera que corra una de las rutas va a quedar enamorado con los paisajes. Ambas distancias son rápidas, explosivas y técnicas. Lo interesante de esta carrera es que cumple lo que tanto se busca por parte de competidores, una verdadera ruta de trail running: senderos angostos y técnicos en la mayor parte de la ruta, bajo impacto ambiental y alta calidad en el marcaje, kits y todo el evento.

En lo personal la viví increíble, que el grupo Vagos de la Montaña esté creciendo y muchas personas se identifiquen como “Vagos”  es una sensación sin igual. Creo que es una ideología que muchos tenemos y nosotros sólo la externamos. Sentir esa calidez y que nos saludemos con un “vago cómo estás”… es un lindo sentimiento de que hemos logrado nuestro cometido: hacer nuestro pequeño movimiento y unir a corredores.

Nos vemos en febrero 2020.

Rich Villanueva

 

Corredor, Daniel Cervantes Gómez

A pesar de ya haber ido a varios descensos, nunca había competido en uno, siempre fui cómo espectador y porra, para ésta edición me invitaron a formar parte del grupo que conformaría la línea de salida “pro”. Al principio no estaba en mis planes hacerla, pero cómo resistirse a correr al lado de atletas de un nivel de competencia tan fuerte!!

El día previo a la carrera, el güero y el Rich, pasaron a Pachuca por mí para ir al evento, no sin antes pasar por unos sabrosos pastes a Real de Monte,  en El Chico llegando a la entrega de paquetes convivimos con la banda que se iba juntando, fuimos a cenar unas quecas y unos chilaquiles bien buenos, mientras nos servían mi tocaya Dani nos ayudó a dibujar nuestro ya característico cartel. Después de cenar nos dirigimos a nuestros respectivos aposentos, a descansar porque el domingo nos esperaban un gran día de competencia, solo correríamos Ale y yo, pero los demás vagos que son cómo familia, estarían desde temprano con nosotros, apoyándonos.

El domingo subimos a centro de visitantes tempranito para poder calentar, ya sentía los nervios previos al arranque, la temperatura fría del bosque se difuminaba con el calor de la gente, con el ajetreo que había alrededor del arco de salida. Diez minutos antes de las 8, el director de la carrera, el señor Abdalá, iniciaba con la presentación de los atletas, invitándonos a ir ocupando nuestros lugares para la salida; 5… 4… 3… 2… 1!! Arrancaban los 25 km de esta “balacera”, salíamos todos, rápidos, emocionados, pero sobre todo con un ambiente de compañerismo, donde se sentía que todos íbamos a divertirnos, unos 600m después de la salida se empezaban a acomodar los primeros lugares. Cómo siempre intenté salir con el grupo puntero, salíamos de Centro de visitantes para incorporarnos a la primer bajadita y llegar al sendero del “Balám”, nunca había corrido el Balám de esa manera, es un sendero muy corrible, en el cual los punteros se adelantaron un poco y yo me enfocaba a mantener mi ritmo, exigiéndole a las piernas. Son un poco más de 8km de bajada constante, no muy empinada, tenía que guardar aún mucha energía porqué además de que no era ni siquiera la mitad de la carrera, después de acabar ese sendero, venían aprox. 4km de subida, el sendero de “El Venado” donde a mi parecer podía decidirse mi propia carrera, si acababa la subida con buenas sensaciones físicas podía apretar el paso. Saliendo del Venado empecé a escuchar gritos de voces conocidas, eran mis vagos, sus porras me dieron pa’rriba; físicamente me sentía bien y con las porras de mis amigos anímicamente me sentía mejor.

Más adelante en una alcance al corredor que estaba enfrente de mí, era Tony, me dio el paso y le di un poco de ánimos para que le echara, el siguiente par de km corrimos juntos; llegamos a la parte dónde la ruta cruza la carretera y ahí estaba Chere junto con otras personas, que igual nos gritaron y echaron porras, bajamos a Tlaxcalita y continuamos hasta llegar a las “lajas”, subiendo escuche que me gritaban, alcé la vista y era el buen Gera y Eder Belmont que en ésta edición quiso estar del otro lado y echarle porras a los corredores. Ahí era el momento perfecto para admirar rápidamente el paisaje, dar un gran respiro y bajar chido. Después de esa parte no escuché más a Tony; cuando me metí de nuevo al bosque recordé cuando grabamos el video promocional para este evento y pensaba en lo divertido que fue ese fin de semana. Uno de mis calcetines comenzó a bajarse y la parte de atrás del tenis me empezó a rozar la piel, en poco tiempo se tornó molesto hacer la flexión de pie, traté de no pensar en eso y seguí corriendo. No sé en qué km iba cuando vi en el suelo una gorra peculiar, ya la había visto antes, era de Jeff, la levanté y bajé por un tramo un poco técnico, sabía que no faltaba mucho para llegar a la meta, y vi un corredor al frente, se trataba del Señor Ricardo Mejía, cuando lo alcancé me dio el paso y me animó, continúe con una nueva motivación; pocos metros más adelante estaba el vago Jeremy tomando video, le di la gorra que me había encontrado y empecé a cerrar porqué sabía que ya estaba por terminarse el bosque e iniciaba la parte final de la carrera, salí al camino pavimentado y sin voltear atrás abrí el paso, bajaba por las escaleras que están a unos metros de la meta y de nuevo las porras del vago Armando, me empujaron para recorrer los últimos metros. Se escuchaba ya la voz de quién traía el micrófono, el ruido de la gente y la banda de música, una subida más para cerrar, pasaba ya por los arcos de los patrocinadores, daba la vuelta a las vallas y crucé la meta, había llegado en el Séptimo lugar! Aún un poco norteado, el del micrófono me pregunta algo, no recuerdo que fue y menos recuerdo que le contesté, me ponen la medalla y abrazó Rich, quién me dice que mis papás habían llevado a Xänthe, mi perrita, así que comienzo a buscarla cuando me vio, corrió y salto a mis brazos, mi compañerita de entrenos. Recibo abrazos y reconocimiento de mis padres, una de mis primas y por su puesto mis amigos.

El Descenso Vertical fue una experiencia digna de repetir, una experiencia que incita a ser compartida, solo puedo decir que me encantó recorrer con esa intensidad los senderos que muchas veces son mi jardín de juegos. El evento me reiteró una vez más, que convivir con personas que aman la montaña es estupendo, que los Vagos de la Montaña somos familia y que en esta ocasión me tocó correr a mí, pero en la que sigue seré yo quien esté echándoles porras;  agradezco a Abda y  Liz a toda la organización esta carrera.  

 

 

El organizador, Abdalá Espinosa

1. ¿Qué diferencia a Descenso Vertical de otras carreras de trail? Siendo está muy joven, apenas su 2do. año.

Lejos de ser una carrera de trail divertida, y de velocidad, lo que quisimos ofrecer a los corredores, es correr en rutas cuyo porcentaje de senderos sea alto, muy poco o nulo camino ancho, logrando de esta manera ofrecer rutas de trail running puro, con caminos de single track divertidos y 100% corribles. 

 

3. ¿Cuál es el objetivo de Descenso Vertical en cuanto a competencia, comunidad y fomento del deporte?

El trail running en México se está explotando, son daba vez más y más personas las que entran a este deporte tan hermoso, entonces el plan es seguir con ese contagio, ofrecer carreras bien organizadas, divertidas y que no se quede solo en correr y ya, es decir, ofrecerle al corredor espacios de aprendizaje sobre las actividades outdoor. 

 

3. Vimos corredores de todos niveles y experiencia conviviendo y echando el flow. ¿Quiénes corren en esta carrera? ¿Hacia quienes está dirigida?

Descenso Vertical es una carrera que puede dirigirse a todo el público en general, porque la puedes tomar como PRO y usarla de entrenamiento para cuestas, mejorar tus tiempos y potenciar tu técnica, o la puedes correr como novato y hacerla conscientemente, cuidándote pero buscando avanzar y crecer como corredor. Al final, te vas a divertir en grande.

 

4. Comparando la visión y objetivos del proyecto, con los resultados y comentarios, ¿se logró el cometido o cambió en algo?

Logramos quedar en el gusto de la gente, nos estamos posicionando como un evento organizado con seriedad. Muchos años he sido corredor de montaña. Esta ha sido clave para ofrecerle al corredor lo que a mí me gustaría recibir cuando me escribo a un evento.

 

5. El grupo Pro le dio el toque a la carrera de alto nivel ¿Estaba planeado desde el comienzo crear el grupo Descenso Pro?

Si, desde la creación de Descenso PRO, consideramos la posibilidad de generar un grupo integrado por corredores de muy alto nivel. Es el atractivo fuerte para nuestro evento final. 

 

6. ¿Qué tal resultó para la publicidad la combinación de Vagos de la Montaña y su estilo rustico, con la seriedad y profesionalismo de Descenso?

Tenemos un común denominador: la diversión, el evento está hecho para divertirse y para disfrutar al máximo, la esencia de los vagos ha generado una sinergia especial con nosotros, ¡crearon una alianza de por vida!

 

7. Vimos que la mayoría de las marcas patrocinadoras siguen una línea de responsabilidad y cuidado ambiental, crecimiento de PyMEs y productos naturales. ¿Eso es planeado, forma parte de la ideología de DV?

Si, muy planeado, francamente buscamos el apoyo a esos pequeños negocios, que como nosotros van comenzando, los potenciamos y les damos todas las facilidades para crecer. Por el lado de la conservación y cuidado al medio ambiente, DV tiene la insignia “A greener Race” Creada por Pangea Movements, para certificar que un evento es sustentable con el medio ambiente.

 

8. ¿Qué nos espera para 2020?

Uff… Nuestros eventos se perfeccionarán. La diversión se potenciará y lograremos convocar a un número mayor de corredores. En el mismo sentido de protección al medio ambiente, es muy posible que decidamos emplear algunas estrategias más, como no producir medallas, y ofrecer la camiseta del evento solo a quien la pida. De esta manera disminuiremos costos en las inscripciones, y también cuidaremos el medio ambiente generando menos objetos que a mediano o largo plazo pueda representar más contaminación a nuestro planeta.

 

Así vivimos este gran fin de semana, una experiencia muy agradable como grupo en un evento de primer nivel.

Cuéntanos, ¿cuál fue tu experiencia? ¿Qué te gustaría decir a la organización?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *